Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Who I am?

No sé quién soy. Me gustaría gritar: ¡aquí estoy! ¡Este soy yo! Pero no, lo cierto es que no salen las palabras, solamente me vuelvo pequeño y la inseguridad me consume...

No sé si voy o si vengo, o si sigo quieto aquí, después de todo. A veces me gustaría correr, correr muy lejos y no volver. Porque siento que no encajo en ningún lugar, y que esté donde esté, me sentiré desplazado. Pero no, lo cierto es que nunca me marcho, no tengo valor.

No sé si es normal que pierda la ilusión ante cada fracaso. ¿Cuál es mi error, ese por el cual caigo una y otra vez? ¿Cómo superar algo que no conoces? Me gustaría saberlo, pero no, lo cierto es que no lo sé, ni lo sabré...

No sé lo que está bien y lo que está mal. Siento que las miradas reprochan mis actos continuamente, pero nadie me dice nada. Todos callan, porque es mejor hacer creer que todo va bien. Pero no, lo cierto es que nada va bien, por mucho que intente lo contrario...

No sé qué hice, qué estoy haciendo o qué haré. Que mire hacia dela…

Lo bueno de la vida.

Hacer las paces con una amiga, besar a quien amas, hacer reír a los demás, recibir una buena noticia, llorar de felicidad, pasar la tarde con tus amigos, contar secretos, pasear por la playa, que te sonría él, reír hasta quedarse sin respiracion, hablar con alguien que hace mucho que no ves...
Vivir cada momento es lo más importante, y saber apreciar lo buenos pequeños detalles es lo más importante. A veces, no necesitamos tener y vivir grandes momentos para ser felices. Una de las mayores satisfacciones es sonreir después de haber llorando, vivir mil momentos buenos después de uno malo...
La vida no consiste en pasar las hojas del calendario todos lo días sin más, consiste en pasarlas cada día sabiendo que cada una de ella es única e irrepetible.


Feliz Día. Happy Day.

Respira.

En la vida, todos necesitamos a esa persona que nos ayude a respirar cuando hemos olvidado como hacerlo. Cuando sufrimos en silencio, tenemos miedo y no sabemos donde acudir, necesitamos a esa persona que esté cerca de nosotros, que nos escuche sin juzgar y que nos ayude a respirar. Que entienda como duele el sufrimiento, pero que siempre apueste por nosotros. La vida, a veces no es justa. Esa persona nos dejará caer, y nos dejará sufrir, que nos duela y que queramos morir, que bajemos hasta el fondo y lloremos hasta la última de nuestras lágrimas, pero nunca se irá de nuestro lado. Por ella nunca dejará que nos ahoguemos en nuestro propio mar, para ella siempre seremos especial :)

Yo, quiero ser esa persona que te ayude a respirar cuando has olvidado como hacerlo.