Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Empezando de cero

Se sentó en su nuevo escritorio y contempló la página en blanco que tenía delante. Era dífícil porque jamás había comenzado de cero, jamás había tenido que empezar a escribir un capítulo ella sola pero, ese era el momento. Puso música y dió vueltas en su silla, no podía creer que todo lo que había soñado durante años lo estuviese viviendo ahora, en ese mismo momento. Recordó el momento cero, en el momento en que empezaba...
*Recuerdos de Lunática* Se miró al espejo, sacó su mejor sonrisa ocultando sus miedo tras ella y se sintió preparada para empezar una nueva aventura, ella sola. Estaba nerviosa, le sudaban las manos y tenía mucho miedo. Su corazón latía tan rápido que cerró la boca por miedo a que este se le saliese, seguía teniendo miedo. Sacó su mejor sonrisa y entró en el edificio, no iba sola, el miedo la acompañaba. Tropezó con un chico que estaba tan perdido como ella y los dos juntos buscaron sus destinos en una lista incomprensible.  Llegó y en silencio miró fijamente la p…

Diferentes lugares de búsqueda.

Cerró la puerta. El rostro que la miraba la estaba poniendo más nerviosa aún de lo que ya estaba. Respiró hondo y colocó bien el espejo, agarró el volante y aceleró.
Estaba asustada, la tensión hacía que sus brazos se mantuviesen rectos sobre el volante. Un camión se interpuso en su camino y sintió un miedo diferente, la inseguridad en sí misma.
Finalmente, llegó sana y salva a casa. Ahora está tan familiarizada que educadamente da los 'Buenos días' al coche antes de montarse.

Así Lunática buscó a Nemo aprendiendo a conducir.

Dreams.

"Creo que el reloj marcaba las 3 y diez minutos cuando me guardé la barra de labios roja en el bolsillo, me puse mi mochila y cerré la puerta de mi casa. Sí, algunos pensaran que es una locura, pero al fin y al cabo en eso baso mi vida. Me monté en un autobús que me llevó directa a cumplir uno de mis sueños. Fui la más lunática de la sierra, y todo me miraron con sonrisas esos días. "

Entre lágrimas de nostalgia Lunática guardó las fotos en su caja de recuerdo y pudo confirmar que había hecho realidad su sueño. Ahora solo le quedaban unas fotos y miles de recuerdos que no olvidar jamás.

Se levantó, guardó su caja y siguió su vida con una sonrisa...