Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

Perspectivas

Es de noche, el fantasma está asomado a la ventana del castillo, tiene miedo del mundo exterior, le asustan esos seres vivos que imagina moviéndose tras los puntos luminosos, allá lejos de la ciudad.

Lleva mucho tiempo solo y ha acabado olvidando el dolor, la alegría y otras sensaciones que suponen el estar vivo. Pero todavía perdura en su memoria un eco difuso, una ingrávida amenaza que le desasosiega profundamente cuando contempla el mundo. Por eso no sale nunca del castillo, en él se siente seguro.

También los habitantes de la ciudad contemplan con inquietud todas las noches tras sus ventanas, la fortaleza del fantasma.






Las dos partes se sienten contempladas, y es precisamente en esa mutua vigilancia, en ese sentimiento de amenaza, en esa constante zozobra, donde radica la posibilidad de la existencia de ambas.

Vidas complementarias.

Ocultó sus heridas y salió a la calle sin sonrisa.
Dejo los sentimientos guardados en un cajón, no tendría compasión.
Mirada vacía, alma fría deambulaba por las calles de la ciudad.
Almas con vida se dedicó a robar.
Solo necesitó unas manos heladas para arrebatar las vidas de aquellos cuerpos inocentes.
Mirada vacía... corazón roto...


Con sus heridas al descubierto salió a la calle sonriendo.
Los sentimientos iban haciéndole compañía.
Mirada llena de vida, aunque triste.
Solitaria, compasiva y regalando sonrisas a todo el mundo.
Solo necesitó un momento para que le arrebataran lo único de valor que le quedaba, su vida.
Mirada vacía.... cuerpo sin vida...


Porque nada es lo que parece. Unos tienen lo que otros buscan, quizás si nos molestáramos más en complementarnos dejaríamos de sufrir inútilmente. Ser humano estúpido, escucha la voz inocente de vez en cuando...