Ir al contenido principal

MAKTUB.

Hay muchas cosas en mi vida que no tengo claras, empezando por el ahora, no sé siquiera que voy a hacer dentro de media hora y siguiendo por el mañana, ¿qué será de mi vida? ¿Qué me depara el futuro?

El pasado, a veces, es dolor. Son espinitas que se clavan más cada vez que lo recuerdas, momentos que viene a tu cabeza como fantasmas que se quedan a vivir contigo y te atormentan. Sin embargo, otras muchas veces, ese pasado es alegría. Sonrisas que se dibujan en tu cara gracias a esos vivos recuerdos que se mantienen en tu mente y te niegas a que se pierdan. Llegas a recordar cada palabra, cada gesto, mirada e incluso cada brisa que aire que conlleva ese recuerdo, porque es algo bueno.

Los recuerdos malos, esas espinitas, son difusas pero dolorosas aunque queda todo compensado con la nitidez y claridad de los buenos recuerdos.

A lo que yo iba, no he venido aquí a hablar de recuerdos sino de realidades.

Soy del tipo de personas que no cree en el destino, pero tampoco cree en las casualidades, puede que una vez me creyese el maktub pero no soy de ese tipo… Me niego a creer que estoy predestinada a una persona, aunque me gustaría estarlo, es un pequeño conflicto que siempre he tenido. 


No sé en qué momento puedo llegar a conocer a esa persona, ¿y si todo sale mal y la pierdo? Significa eso que ya me quedo sola… por eso es por lo que no me gusta la palabra destino. 



Pero ¿por qué tomamos ciertas decisiones? Hablo de ese tipo de decisiones que se toman a la ligera, sin conciencia alguna pero tiene consecuencias a la larga (no hablaremos aun del tipo de consecuencias que son). Esas decisiones que tomas de pequeña a las que no les das más importancia en ese momento y conviertes en rutina aquello que has tomado como cierto, ¿por qué hemos tomado esa decisión? Y yo no tengo la respuesta porque ya dije que son cosas inconscientes, que decidimos hacer ‘porque sí’.


Esas decisiones que a la larga, con el paso de los años hacen de ti una mejor persona. Las que han provocado un cambio sustancial en ti, una nueva forma de vida, las que han desembocado en nuevas decisiones que sí han sido analizadas y poco a poco te han llevado por un camino.
Esta es una de esas cosas que no tengo claras, ¿por qué decidí tomar ese camino?


A día de hoy, no tengo una respuesta cien por cien convincente para mí misma pero lo que si tengo más claro, que mi propio nombre de mar, es que estoy orgullosa de lo que he conseguido.


Estoy orgullosa de poder decir con la boca llena que ‘Merece la pena estar loco’ y que tengo confianza plena en que continuaré siendo esa loca que va por el mundo intentando cambiarlo con diminutos gestos pero diminutísimos comparados con el tamaño giga-enorme del mundo.  ¿Por qué yo y no otra persona? Pues no lo sé, enigmas de la vida.


Aunque me niegue a creer en el destino, quizás haya algo de maktub por ahí… algún papel en el que estuviese escrito que yo tomase esa decisión inconsciente para terminar viviendo sobre las bases en las que apoyo mi vida hoy en sí.

¿Estaba escrito en algún sitio que a mí me detectasen una enfermedad hace unos cuantos meses? Quien sabe… quizás sí, quizás no. ¿Con que finalidad? Pues no lo sé… quizás dentro de unos días, semanas, meses o años consiga unir todos los cabos sueltos y darle una explicación, mientras tanto seguiré sin creer en que existe algo llamado ‘destino’.

Porque merece la pena estar loco y yo soy una de esas locas que no caminan solas...

Entradas populares de este blog

Sé feliz.

No te fíes de todos aquellos visionarios que hablen de la vida sin caballos galopando en su mirada. 
Ni escuches a quien no alce la vista de vez en cuando para mirarle las bragas a una estrella. No verás a ninguno de ellos llorando de emoción tras un orgasmo por una canasta sobre la bocina del eterno segundón. Sigue el ejemplo de los locos necesarios que se abrochan a la vida cuando quitan un botón, de los que encuentran a Dios al abrir tu cremallera. 


Síguelos a ellos. A los que piensan que solo el amor puede hacer que lo imposible se vuelva a repetir. A los poetas que saben que quien tiene un lápiz tiene un paraíso en el bolsillo. Sigue solo a esos. A los que buscan la hermosura en la niebla de un poema. A aquellos que cuando tocan una piel comprenden todo.


Y huye. Huye de quien tenga tanta razón que nunca tenga nada. De aquellos que jamás dudan, porque estarán mintiendo. Huye de quien no crea que un Lunes tiene un callejón hacia el Nirvana. De todo aquel que no considere que hay niños…

Y por eso esta letra te canto...

"Hoy me la crucé, con su agobio y sus prisas, que ya de temprano esa es su premisa.
Tobogán de emociones. Ahora sol, ahora sombra.
Y aunque el mundo te pide que seas superwoman, a veces caes a la lona.
Mujeres rotas, sin desconsuelo, siempre a merced del aguacero. Coraza en pecho y alma de mártir. Por fuera fuerte, por dentro frágil.
Y ten estudios. Cuida esos kilos de más. Y ten trabajo y no seas mala madre, que para ti esta despiadada sociedad pide el doble que otros hacen...
Son mujeres que caminan sin saber a donde caminar. Un refugio van buscando en la forma de un abrazo cuando ya no pueden más. Olvidaron de quererse que no hay tiempo para ti. Son tus sueños la utopía en un tren de cercanías que no va a parar aquí. Aun recuerdo cuando eramos chiquillos, esas tardes que hablabas del destino, donde no había ni planchas ni niños ni caminos malditos.
Y aunque sé que me quieres y te quiero, que culpable amor mío me siento."
Tino Tovar - Comparsa El Creador


SOY

Si pienso solo en mí soy egoísta y si pienso en los demás soy tonta.  Si me enamoro soy una pobre crédula pero si no me enamoro una fría de mierda estirada. Si siempre digo la verdad soy borde, de lo contrario una hipócrita y falsa. Si digo que sí soy puta pero si digo que soy una una frígida anticuada. Si solo estoy con una persona soy una sosa y conservadora, pero si salgo con varios una perra caliente. No tengo personalidad si soy dependiente pero soy muy lanzada y alocada por intentar ser la más independiente.  Soy una cachonda porque miro hombre, pero una lesbiana si no los miro.  Si hablo de sexo soy una insaciable y si no, una mal follada. Llámame insaciable. Si soy seria, una amargada y si sonrío una fresca cualquiera. Por favor, considerame una fresca cualquiera. 

Soy tonta porque me preocupan más lo demás que yo misma, una fresca cualquier porque me paso todo el día sonriendo. Me gusta hablar de sexo y practicarlo muchas veces, todo lo que pueda. Soy gordita, insegura, tími…