Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Querido diario: que en el fondo estoy bien.

Los cambios nunca son fáciles.

Hasta el momento, nunca tuve fuertes lazos con nadie por lo que ir de un sitio a otro apenas me costaba trabajo. Me adaptaba rápidamente al nuevo lugar y limitaba mi tiempo de echar de menos a los que estaban lejos, prefería disfrutar cada segundo. El problema llega cuando has conseguido estrechar lazos con ciertas personas, los cuáles son suficientemente fuertes como para que una pequeña parte de ti se niegue a adaptarse a una nueva vida. El sentimiento de echarlos de menos y tener que sobrevivir un año lejos de ellos, pesa mucho más de lo que yo creía.

Y es que los cambios nunca son fáciles. En el caso de que te encuentres un cambio en tu vida que no te provoque ni el más mínimo dolor de cabeza... es un cambio que no merece la pena. Siempre he creído que las cosas que más trabajo cuestan son las que más merecen la pena; y a mi me está costando la vida.

Siempre soñé con vivir la oportunidad que estoy viviendo ahora lo que nunca llegué a pensar es que me…

W̶a̶k̶e̶ ̶m̶e̶ ̶u̶p̶ ̶w̶h̶e̶n̶ ̶S̶e̶p̶t̶e̶m̶b̶e̶r̶ ̶e̶n̶d̶s̶

'No diré adiós, porque no permitiré que las personas a las que quiero se vayan'. Con el paso de los años, creo, que aprendí a despedirme sin derramar una lágrima aunque estas siempre son tristes. También aprendí a verlas de una forma diferente, como la promesa de volver a reencontrarnos tarde o temprano.

Por eso yo ahora me voy, pero volveré con los míos.  Me espera una aventura diferente, una oportunidad que debía aprovechar. Un sueño que cumplir, un año para seguir madurando. Para fallar y aprender de mis errores. Para llorar y echar de menos a los que están lejos. Para disfrutar de las nuevas personas que lleguen a mi vida. 
No hace falta que me despertéis cuando Septiembre termine, porque no pienso dormir